Argentina: los chicos compran alimentos poco saludables por la publicidad

En Argentina, según la última Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS2), los chicos comen peor que los adultos en términos de calidad y 4 de cada 10 están por encima de su peso saludable, casi el triple de lo esperado para la edad. Los datos muestran que el 20,7% de los NNyA de 5 a 17 años tienen sobrepeso y el 20,4% obesidad. Asimismo, el país se encuentra en la cima del ranking regional de sobrepeso en menores de cinco años (13,6%).

Los chicos están expuestos a alimentos ultraprocesados a través del marketing digital, en una etapa de la vida en la que se construyen los hábitos que continúan en la adultez y en la que son más vulnerables a la influencia de esos mensajes, destacan desde Unicef, que llevó adelante una investigación sobre cómo la publicidad de esos productos impacta en el consumo.

La investigación que realizó la agencia en el país se nutrió de múltiples fuentes de información: entrevistas y encuestas a adolescentes y a padres de niños de 5 a 15 años de todo el país, así como análisis de la comunicación online sobre 18 marcas de alimentos y de perfiles de influencers.

Entre los resultados hallaron que la influencia de la publicidad hizo que la mitad de los encuestados solicitara algún alimento específico porque lo vieron en una publicidad.

El porcentaje observado fue aún mayor en niños y niñas de 5 a 8 años (66% de ellos registraron ese comportamiento).

La mayor influencia (por insistencia o por comprar con su propio dinero) la ejercen sobre la elección/pedido de marcas específicas de comida rápida, golosinas, galletitas de chocolate, yogures/postrecitos infantiles, papas fritas.

El informe destaca que el promedio de edad en que los niños y niñas adquieren su primer dispositivo con acceso a Internet en el país es a los 9 años. Entre los consultados, la mayoría afirmó ver publicidades con mucha frecuencia cuando usa sus redes sociales preferidas (81% YouTube, 48% Instagram, 47% Tik Tok).

Según el análisis, en 7 de cada 10 publicidades se muestra el producto que se quiere vender.

En el caso de los productos alimenticios, la mitad es alto en azúcares, y 4 de cada 10 son altos en grasas saturadas y/o grasas totales.

TE PUEDE INTERESAR: Por qué las galletitas nos enloquecen a los argentinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entrada Anterior

La mujer y el bajo consumo de Calcio

Próxima Entrada

Ranking de los países más saludables del mundo

Entradas Relacionadas