Aseguran que Facebook influye en el desarrollo de trastornos de la alimentación

Gracias a Facebook parece que todos se vieron forzados a convertirse en cuidadosos editores fotográficos de sus propios retratos. Cada usuario trata a sus imágenes con el mismo ahínco que tienen los famosos con las fotos de prensa. Los retratos que elijen como avatar, por ejemplo, buscan expresar algo profundo de ellos mismos.

Puede ser su felicidad, su responsabilidad, el amor por sus hijos o su pareja, su salud deportiva, su desenfado, su rebeldía… Es muy común ver avatares enigmáticos, personas que publican nada más una parte de sus rostros, como si no hubiesen encontrado ninguna foto que lograra hacerlos sentir cómodos. Si se  observa con atención, casi todos los usuarios muestran una dedicación minuciosa en la tarea de decir quienes son usando una foto de si mismos. Pero después viene algo mucho más complicado de administrar que un avatar, es la edición de las fotos de la vida, las fotos de una fiesta, de las vacaciones, de un encuentro entre amigos ¿qué fotos subir?  ¿cómo mostrarse?  ¿qué fotos ocultar? Según los resultados de la investigación que publicamos a continuación,  mucha gente se ve con sobrepeso y se deprime al compararse con los demás.

El espejo de Facebook

Una encuesta realizada por el Centro de Trastornos Alimentarios de Sheppard Pratt en Maryland, entrevistó a 600 usuarios de Facebook entre 16 y 40 años, y sirvió para determinar que más de la mitad de los entrevistados dicen que a causa de Facebook ahora están más atentos a su cuerpo y a su peso.

Steven Crawford, director asociado en el Centro, dijo que “Facebook es un factor influyente en el desarrollo de graves trastornos de la alimentación” porque mucha gente al verse públicamente (eso hace Facebook) tiene pensamientos obsesivos que los impulsan ” a verse más delgados” y probar dietas que ponen en riesgo su salud. Cuando una persona está insatisfecha con su aspecto, es relativamente fácil esquivar los espejos, pero eso se está haciendo mucho más difícil de lograr en Facebook. Porque además de las fotos que los usuarios suben, están las que suben sus amigos y conocidos, y  en las que son etiquetados. Por otro lado, ya no se trata de verse a uno mismo en las fotos  con sobrepeso, sino además ver a los otros más delgados y saludables. El 30% de los entrevistados dijo sentirse “triste” cuando compara su aspecto con el de sus amigos en Facebook.

Aunque parezca increíble, el informe dice que las personas empiezan a tener preocupaciones similares a las de las celebridades, y están pendientes de las fotografías suyas que se publican. Crawford explica que Facebook está impulsando una actitud mental de “listo para la cámara” , como tienen los famosos, siempre sonrientes y atentos a las posiciones de los reporteros. Hay gente que antes de asistir a una reunión con ex-compañeros explora sus fotos y decide no ir para no enfrentarse a comparaciones.

Entrada Anterior

Nuestra psicología depende de lo que comemos

Próxima Entrada

17/05 hoy es el Día Mundial de la Hipertensión Arterial

Entradas Relacionadas