Beneficios y curiosidades de la calabaza

La calabaza presenta propiedades nutricionales, medicinales y preventivas que son beneficiosas para la salud. Éstas hacen que esta hortaliza sea altamente cotizada por personas provenientes de diferentes culturas. En definitiva con la calabaza matamos varios pájaros de un tiro, al deleitar nuestro paladar por ser deliciosas y además al ofrecer numerosas ventajas al consumidor.

Propiedades de la calabaza

La calabaza por tener un bajo aporte calórico y graso es un alimento «ligero» recomendado en dietas de pérdida de peso.

También cabe indicar que esta hortaliza presenta un alto carácter saciante, con lo cual resulta muy útil en dietas de adelgazamiento, al frenar y hacer que desaparezca la ansiedad frente al dulce.

La ligereza de la calabaza, junto a su alto contenido en potasio, hacen de éste un alimento ideal para eliminar los líquidos del organismo. Este mineral promueve la diuresis al aumentar la cantidad de líquido, así como la frecuencia de las micciones. Por ello su consumo habitual nos ayudará a prevenir la retención de líquidos, a la vez que resulta ideal para el tratamiento de la obesidad.

Su alta concentración en fibra hace que su consumo nos dé sensación de saciedad a la vez que mejora el tránsito intestinal, luego ayuda a prevenir el estreñimiento.

Además la ingestión de fibra es muy adecuada para ayudar a eliminar toxinas del intestino y prevenir la aparición de numerosas enfermedades.

Se cree que el consumo habitual de calabaza (por su contenido en fibra y antioxidantes) puede ayudar a disminuir la aparición de cáncer de colon.

La fibra también juega un papel importante en el control de los niveles de azúcar en el organismo, ésta hace que los azúcares se absorban poco a poco, manteniendo unos niveles estables de glucosa en sangre, por lo que la calabaza resulta muy recomendada para las personas con diabetes, ya que este alimento ayuda a estimular la producción del páncreas.

La pulpa de la calabaza es rica en mucílagos, los cuales presentan acción emoliente (suavizante) y protectora de la mucosa del estómago. Gracias a esta propiedad el consumo de esta hortaliza está indicado en caso de acidez de estomago, malas digestiones, pirosis, gastritis o úlcera gastroduodenal de evolución favorable.

La calabaza, al ser es rica en beta carotenos, precursores de la vitamina A,  resulta muy útil para quienes padecen problemas oculares, como fotofobia, sequedad ocular o ceguera nocturna. Ya que los beta carotenos se transforman en vitamina A o retinol tras ser absorbidas en nuestro cuerpo, siendo éstas esenciales para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema de defensas.

Asimismo la calabaza está recomendada para aquellas personas que presentan más riesgo de sufrir déficit en vitamina A, quienes siguen dietas bajas en grasa o personas con necesidades nutritivas aumentadas (etapas de crecimiento, embarazo y lactancia materna).

También están recomendados alimentos ricos en vitamina A para aquellas personas que sean propensas a padecer afecciones respiratorias (faringitis, laringitis o bronquitis) o con la piel seca o escamosa.

Su riqueza en beta carotenos, como sustancias antioxidantes, al igual que la vitamina E y C, neutraliza los radicales libres. Por ello un consumo frecuente de esta hortaliza resulta eficaz para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrovascular, degenerativas y de cáncer.

Los folatos, participan en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

Su riqueza en potasio y ser pobre en sodio, hace que la calabaza presente propiedades diuréticas lo cual favorece la eliminación de líquidos por parte del organismo. Luego resultan muy beneficiosas en caso de hipertensión, hiperuricemia y gota, cálculos renales y retención de líquidos.

Esto se debe a que al aumentar la producción de orina favorece una mejor eliminación de líquidos junto con sustancias de desecho disueltas en ella como urea, ácido úrico, etc.

El fósforo al igual que el magnesio son importantes para la formación de huesos y dientes, pero éste último además se relaciona con el funcionamiento de los nervios y músculos, la actividad del intestino, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Resulta muy aconsejable en la dieta de los más pequeños de la casa ya que la calabaza mejora el estado del cabello, la visión, los huesos, los dientes, el sistema inmunológico, el sistema respiratorio y el aparato digestivo.

El licopeno parece reducir las probabilidades de cáncer de próstata, pulmón, estómago, vejiga, cuello de útero y estómago. Además de disminuir el colesterol en la sangre y prevenir la inflamación de la próstata.

Es muy rica en aminoácidos como la arginina que interviene en el crecimiento de los músculos y en la reparación de las heridas, la alanina que contribuye a la síntesis de la proteína, el aspártico que es muy útil en la eliminación del amoniaco, la glicina que favorece el sistema inmunitario, la isoleucina necesaria para un crecimiento adecuado, la lisina que interviene en el crecimiento y en la formación de las hormonas y anticuerpos y la histidina que es estimulante y vasodilatador, lo que hace que la calabaza sea muy recomendada en casos de presión arterial alta.

Después de conocer todas las propiedades que encierra la calabaza podemos deducir que interesa consumirla en los siguientes casos:

· Diabetes.
· Estreñimiento.
· Evitar etención de líquidos.
· Evitar cálculos renales
· Obesidad.
· Evitar cáncer.
· A los niños.
· Embarazo.
· Lactancia.
· Hipertensión.
· Enfermedad cardiovascular.
· Enfermedad cerebrovascular.
· Hiperuricemia.
· Gota.
· Ceguera nocturna.
· Fotofobia
· Pirosis
· Gastritis.
· Acidez de estómago.

Curiosidades

La calabaza es una de las verduras a las que se refiere el National Cancer Institute cuando afirma que es necesario consumir cinco porciones de vegetales cada día para ayudar a prevenir el cáncer.

En países como México y Estados Unidos es una hortaliza realmente popular, es muy utilizada a la hora de decorar las casas para celebrar la fiesta de Halloween (día de los difuntos) en el mes de noviembre.

Existen concursos mundiales de calabazas gigantes. La calabaza más grande del mundo era de la especie Cucúrbita Máxima. Gano un concurso en Manchester (USA) en el año 2002 y pesaba 606 Kg.

Con este alimento se han creado históricamente instrumentos musicales como maracas, sonajeros, cascabeles o carimbas.

La calabaza confitera es una variedad de invierno a partir de la cual se obtiene el cabello de ángel.

Con ellas existen numerosos refranes, tales como: salir uno calabaza (no corresponder al concepto ventajoso que de él se tenía formado), dar calabazas (desairar o rechazar la mujer al que pretende o requiere de amores o éste de aquella. También reprobar a alguno en exámenes), etc.

En Italia, la mermelada de calabaza se recomienda para la merienda de los niños, personas convalecientes o ancianos pues es muy digerible y beneficiosa para el intestino.

Para eliminar la asperezas de la piel, los granos, manchas, pecas, etc. aplicaremos por la noche una mascarilla realizada con pulpa de calabaza.

Las flores de calabaza son comestibles. Se pueden comer crudas en ensaladas, cocinadas con otras verduras. Poseen abundante agua y poca grasa. Son ricas en calcio, fósforo y poseen un contenido en vitamina C y ácido fólico mayor que la calabaza.

Las pepitas o semillas de calabaza son alimentos usados desde la antigüedad tanto por sus propiedades medicinales como por sus propiedades nutritivas. Comer pepitas de calabaza aportan una buena cantidad de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6.

Nada se desperdicia de esta hortaliza, pues sus tallos y hojas se emplean también como alimento para aves y otros animales. Tienen tanta fibra como la mayoría de los cereales.

Fuente:pulevasalud

Entrada Anterior

Comer fuera de casa, un ‘salvoconducto’ para calorías

Próxima Entrada

El vino en el embarazo perjudica el coeficiente intelectual del bebé

Entradas Relacionadas