Cómo combatir los calambres

Qué son los calambres

También llamados espasmos musculares, los calambres se presentan como una fuerte contracción en un grupo muscular específico.

Generalmente, el dolor aparece imprevistamente y sin causa aparente y afecta los músculos de la pantorrilla, los gemelos o los pies.

Lo más frecuente es que surjan cuando la persona se encuentra en un período de reposo (por ejemplo, a la noche), mientras realiza una actividad física o luego de una actividad intensa en la que no se realizó la elongación posterior.

Las causas

No existe una única causa sino varios factores que favorecen su aparición:

* Malos hábitos posturales.

* Sedentarismo.

* Consumir diuréticos, que provocan la eliminación excesiva de líquidos y, por ende, la pérdida de minerales.

* Tener anemia, artritis o deficiencia de vitamina E o minerales como sodio, potasio y magnesio.

* Usar tacos altos cuando el cuerpo está desacostumbrado.

Estrategias para calmar el dolor

En caso de sufrir un calambre:

* Masajear suavemente la zona afectada para relajar el músculo contraído. Si lo prefiere, utilizar una crema relajante muscular.
* Realizar ejercicios de estiramiento. Por ejemplo, flexionar el pie de la pierna acalambrada, apuntando con los dedos hacia su cuerpo y hacer presión con el talón hacia delante como si estuviera empujando un elemento.

El ABC NUTRI para prevenir los calambres

Desde el punto de vista nutricional, es importante cubrir las necesidades diarias de potasio y magnesio. Para lograrlo, se debe incluir en la dieta alimentos fuentes de estos minerales y evitar la deshidratación, que contribuye a la aparición de calambres especialmente cuando se produce una pérdida alta de líquidos y sodio

Fuentes de potasio

• Frutas secas: pistachos.

• Hortalizas: espinaca, palta, papa, acelga,

alcaucil, lechuga y zanahoria.

• Frutas: banana, kiwi y durazno.

Fuentes de magnesio

• Cereales integrales: arroz integral,

salvado de trigo y avena.

• Frutas secas: castañas de cajú,

almendras y maní.

• Legumbres: lentejas y garbanzos.

• Hortalizas: acelga y espinaca.

Te puede interesar: Reduciendo los calambres en las piernas, la hipertensión y la diabetes

Entrada Anterior

El peligro de abusar del omeprazol

Próxima Entrada
azúcar, grasa, dañina, nutrición, alimentación

¿Qué es peor, la grasa o la azúcar?

Entradas Relacionadas