Consumo calórico y sedentarismo comprometen la salud en la región

Especialistas aseguraron que está “bien documentado” el aumento del consumo calórico en la población, que se sitúa por encima de las 3.200 calorías diarias. La importancia de lograr un balance entre lo que se consume y lo que se “gasta” en actividad física.

Los países de América Latina aumentaron el consumo de calorías apoyados en la mejora económica que se vive en el conjunto de la región, pero el sedentarismo y la ausencia de actividad física suponen riesgos para la salud, alertó el endocrinólogo mexicano Fernando Lavalle.

Lavalle, director del Instituto de Bebidas para la Salud y el Bienestar (IBSB) de la compañía Coca-Cola, explicó a Efe que está “bien documentado” el aumento en el consumo calórico de la población, que se sitúa por encima de las 3.200 calorías diarias.

El especialista se encuentra en Brasil para participar a partir del próximo jueves en la ciudad de Guarujá, estado de Sao Paulo, de un simposio de dos días en el que se debatirá sobre el balance energético del organismo, organizado por el IBSB.

Lavalle, miembro de la Federación Mexicana de Diabetes, relató que ese incremento del consumo calórico no sería un problema si se mantuvieran los niveles de actividad física.

Para ilustrar su afirmación, el experto precisó que más del 40% de los adolescentes mexicanos son inactivos, mientras que ese porcentaje se eleva hasta el 61% cuando se trata de los adultos.

En Chile, por ejemplo, el 80% de la población es sedentaria, de acuerdo con la encuesta nacional de salud de ese país, citada por Lavalle.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también dio señales de atención y reveló que en América en su conjunto el promedio de personas con sobrepeso alcanza el 62 por ciento.

Por estas razones, el experto considera importante entender las vías para modificar los hábitos y potenciar la práctica deportiva.

“Es un problema complejo”, dijo Lavalle, quien agregó que además de “motivar a la población” es necesario facilitar espacios para que los ciudadanos puedan hacer deporte.

El especialista afirmó que 150 minutos de ejercicio moderado a la semana disminuyen la presencia de cáncer de mama y de colon, además de que el ejercicio físico reduce en un 30% el riesgo de infartos.

El endocrinólogo explicó que el objetivo del encuentro que se celebrará esta semana, en el que participan profesionales de la salud y la nutrición, es “discutir en un ambiente académico con lo último que hay en la ciencia el balance energético”, que es la ecuación entre actividad física y regulación del consumo de energía.

Lavalle, que preside el comité organizador de la Serie Científica Latinoamericana, la iniciativa en la que se enmarca el simposio, destacó la importancia de la conferencia para contribuir al conocimiento del balance de energía en el organismo.

Fuente:Infobae

Entrada Anterior

Falta de ejercicio: ¿Mal hábito o enfermedad?

Próxima Entrada

10 beneficios al dejar de fumar

Entradas Relacionadas