¿Cuáles son sus creencias sobre la obesidad?

La mirada que usted tiene acerca de su problema de salud puede ser una aliada o un obstáculo para bajar de peso.

obesidad-riesgos

La mirada que usted tiene acerca de su obesidad puede ser una aliada o un obstáculo para seguir un programa que le permita bajar de peso en forma regular, y sostener los logros. Las creencias que se ha formado en torno a este tema guían sus pensamientos y acciones, muchas veces sin que usted lo registre.

Tanto es así que una mirada errónea puede ser la principal causa de la falta de compromiso con el tratamiento o de las recaídas.

Las personas desarrollamos -entre otros- pensamientos y creencias relacionados con la percepción de los problemas de salud, y de quiénes son los responsables de cuidar nuestra salud. Diversos factores se juegan en estas creencias y las acciones en consecuencia.

* ¿Me puede pasar a mí…?

¿Acepto que el sobrepeso me puede traer consecuencias? Si lo niego o estoy convencido de que no sufriré complicaciones no seguiré completamente el tratamiento. En cambio, si creo que soy vulnerable me cuidaré.

* La severidad

¿Cuál será la seriedad de estas consecuencias? Por ejemplo, un muchacho con sobrepeso e historia familiar de hipertensión, ¿acepta disminuir el consumo de sal? Si creo que las complicaciones pueden ser graves haré el tratamiento; en cambio, si supongo que pueden ser cosas menores no lo haré.

* Las barreras

Son las excusas que busco para no cuidarme: «no tengo tiempo», «hace mucho calor para salir a caminar», «hoy viene mi familia a comer», etc.

* Los beneficios

De acuerdo al enfoque que le dé a mi problema puedo pensar en positivo («hacer la dieta me ayuda a cuidar mi salud») o en negativo («no creo que ese cambio pueda ayudarme»).

* El equipo tratante

Muchos pacientes llegan con la actitud «aquí estoy, ¡adelgáceme!». Si bien la entrega es necesaria, la participación activa también es indispensable. Comprometerse es actuar con responsabilidad.

* La suerte

¿Usted es de los que piensa «para qué me voy a cuidar si cuando te toca, te toca»?

* Dios

«Si Dios quiere, la semana próxima voy a bajar». ¿Le parece?

* Yo mismo

¿Puedo ver que el control de mi salud está en mis manos? Si esta mirada incluye el apoyo del equipo o grupo de autoayuda puede ser útil. De lo contrario, sería una especie de omnipotencia que no conduce a la recuperación.

La representación que cada persona hace de su problema de salud es uno de los pilares más importantes para el tratamiento. Es importante trabajar para modelar las falsas creencias y aceptar la propia responsabilidad en el tratamiento.

La mirada correcta es aquella que permite ver en la obesidad una enfermedad crónica, y en el sobrepeso estético, un problema con tendencia a perpetuarse si no se lo enfrenta.

Coméntenos: ¿Cuál es la creencia que más entorpece o facilita su camino hacia la recuperación?

Fuente: Pasaporte para vivir mejor, por el doctor Alberto Cormillot.

Entrada Anterior

Adrián Cormillot en Argentina para Armar

Próxima Entrada

Creencias versus pensamiento científico

Entradas Relacionadas