Dar antibióticos a bebés podría causarles obesidad

Los tratamientos de antibióticos pueden colocar a los bebés y los niños pequeños en riesgo de ser obesos cuando crezcan, según un grupo de investigadores estadounidenses.

bebe-comiendo

Las bajas dosis de penicilina en las primeras etapas de la vida durante cuatro semanas consecutivas pueden alterar las poblaciones naturales de microbios intestinales, lo que a su vez puede afectar el metabolismo y llevar a índices más altos de obesidad más adelante en la vida.

Estas conclusiones surgen de una serie de experimentos con ratones, pero se apoyan en trabajos anteriores que revelaron que los niños que recibieron antibióticos antes de los seis meses de edad tenían más probabilidades de tener sobrepeso a los 7 años.

“Esto es parte de un corpus de evidencias cada vez más grande de que los antibióticos tienen un costo biológico”, dijo Martin Blaser, microbiólogo que dirigió el estudio en la Universidad de Nueva York.

“Nuestro estudio muestra que puede haber consecuencias permanentes. Si un chico está muy enfermo, no hay duda de que debe recibir antibióticos, pero si se trata de algo mínimo quizá el médico debería decir ‘esperemos un día o dos’ antes de dar otra mirada. Los médicos recetan antibióticos pensando que no causarán ningún daño pero esto proporciona pruebas de que podrían causarlo”, agregó.

En los seres humanos y otros animales, habitan grandes poblaciones de microbios que viven en la piel y los intestinos. Los seres humanos poseen unos 100 billones de bacterias, lo que significa que los microbios de nuestro cuerpo superan a las células humanas por diez a uno. Pero en lugar de ocasionarnos daño, los estudios indican que un “microbioma” saludable es crucial para el bienestar.

Blaser dijo que, si bien se realizaron en ratones, sus estudios apuntan a una ventana de la temprana infancia en la que los cambios en el microbioma parecen tener una grave incidencia en el metabolismo y el aumento de peso. En los ratones, esa ventana comprende el primer mes de vida. Si un período similar de vulnerabilidad se da en los seres humanos, como sospecha Blaser, podría abarcar los seis primeros meses, el primer año o incluso tres años, explicó.

Los estudios con ratones indican que los antibióticos no son los culpables directos del aumento de peso en etapas posteriores de la vida. El problema surgió cuando los antibióticos eliminaron algunos tipos de bacterias intestinales pero permitieron que prosperaran otras más resistentes.

Traducción: Elisa Carnelli

Fuente:Clarin.com

Entrada Anterior

La maternidad se contagia

Próxima Entrada

¿Inteligente? Se identificó el gen que se relaciona con las diferencias en la inteligencia

Entradas Relacionadas