Descubren que hasta el ketchup es bueno para cuidar el corazón

Nuevos beneficios del tomate, según investigadores de CambridgeEs porque contiene un antioxidante natural, diez veces más potente que la vitamina E

ketchup2

Una sustancia que se encuentra en los tomates alivia los problemas de los vasos sanguíneos, lo que podría explicar por qué las personas que siguen una dieta mediterránea tienen una incidencia notablemente reducida de enfermedades cardiovasculares, según un estudio.

Un suplemento de licopeno, un poderoso antioxidante que es diez veces más potente que la vitamina E, mejoró y normalizó la función del endotelio (la pared interior de los vasos sanguíneos) en voluntarios con enfermedad cardiovascular, descubrieron los investigadores de la Universidad de Cambridge.

El licopeno está presente en los tomates y su potencia parece aumentar cuando se lo consume en puré, en el ketchup o en presencia del aceite de oliva. También se lo encuentra en otras frutas y verduras, como el pomelo, la sandía, los espárragos y las zanahorias.

Joseph Cheriyan, profesor asociado de la Universidad de Cambridge, dijo: “Hay una cantidad de investigaciones que indican que la dieta mediterránea es buena para la salud cardiovascular. Pero hasta ahora es un misterio cuáles podrían ser los mecanismos que intervienen”.

Para el estudio, financiado y patrocinado por la fundación Cambridge University Hospitals NHS (National HealthService, el sistema de salud británico financiado por el Estado) y publicado en la revista científica Plos One, los investigadores dieron a 36 pacientes con enfermedad cardiovascular, (que tomaban estatinas pero tenían afectada la función endotelial), y a 36 voluntarios sanos Ateronon (un suplemento que contiene 7 mg de licopeno) o un placebo. La función endotelial permite predecir eventos futuros. Tener un endotelio sano es un factor importante para prevenir la enfermedad cardíaca.

El estudio se llevó a cabo como un ensayo doble ciego, lo que significa que ninguno de los participantes ni los investigadores sabían qué tratamiento se estaba dando. Estos últimos observaron que el suplemento de licopeno funcionaba en los pacientes afectados, mejorando el ensanchamiento de los vasos sanguíneos un 53 por ciento, pero no en los voluntarios sanos. La constricción de los vasos sanguíneos es uno de los factores clave que pueden llevar a un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Cheriyan dijo que los resultados ponen de relieve la necesidad de que las personas en riesgo de sufrir enfermedad cardíaca y ACV sigan una dieta saludable, pero agregó: “Una ‘píldora de tomate’ diaria no reemplaza los demás tratamientos, pero aporta otros beneficios cuando se la combina con otras medicaciones”.

Fuente: Clarin.com

Entrada Anterior

La población mundial se sigue engordando

Próxima Entrada

Sobredosis: Baja la edad de las víctimas y los cuadros son más graves

Entradas Relacionadas