El arte de comer mucho… ¡Y adelgazar!

El doctor Adrián Cormillot nos enseña, en su libro «La comida no engorda», a tener en cuenta el volumen de los alimentos. Para sentirnos más llenas e incorporar menos calorías.

En los asados, y en muchas otras comidas cotidianas, la ensalada es por lo general un acompañamiento secundario. Pensamos, “con tanto para comer y tan rico, ¿por qué perder tiempo con vegetales que no pueden compararse en sabor?”. Gran error. Las ensaladas son una de las claves para disfrutar del asado – u otra comida “potente” – y atenuar el exceso de calorías.

Necesitaremos mucha más lechuga que chorizo para alcanzar las mismas calorías, porque el chorizo tiene mayor densidad calórica que la lechuga. Los vegetales y las frutas son alimentos de baja densidad calórica. Es decir que tienen menor cantidad de calorías por gramo que otros alimentos como las grasas, quesos, aceites, mantecas y snacks. Estos últimos son alimentos de alta densidad calórica (tienen más calorías por gramo).

Si un alimento tiene baja densidad calórica como la ensalada, las porciones más grandes (de mayor volumen) aportarán relativamente pocas calorías, por lo que podemos comer mucho volumen sin sumar muchas calorías. Si en cambio un alimento tiene densidad calórica alta, como el chorizo, incluso una porción pequeña tendrá muchas calorías, y como ocupa menos espacio en el estómago, produce menor saciedad. Además, como visualmente nos parece que comimos poco, vamos a querer comer más. Pensemos en la ensalada como una pelota de básquet y en el choripan como una de tenis. ¿Con cuál te llenarías más?

Distinto volumen, las mismas calorías

Los siguientes alimentos tienen aproximadamente 200 calorías. ¿Con cuáles te sentirías más lleno?

500 gramos de brócoli.

4 manzanas.

250 gramos de uvas.

15 aceitunas negras.

½ sándwich de hamburguesa.

2 ½ cucharadas de manteca.

3 ½ cucharadas de dulce de leche.

1 ½ barrita de chocolate duro.

2 ¼ salchichas.

1 huesito de asado.

Comer alimentos de baja densidad calórica ayuda a cuidarse con las comidas sin pasar hambre, ya que se puede incorporar más volumen de alimento sin pasarse en las calorías.

Si aplicamos “volumetría” en nuestro asado agregándole ensalada a las carne, en vez de llenarnos con varias porciones de carne, podemos elegir porciones más pequeñas y completar con ensalada. Al hacerlo podemos comer más volumen, sentirnos más llenos e incorporar muchas menos calorías.

10 comentarios
  1. Es muy bueno yo aprendi muchisimo con Cuestion de Peso y lo pongo en practica, en las ferias comunitarias compro muuuuuuuchos vegetales y como mucho con casi nada de calorias. Las ensaladas de muchos colores son mis preferidas. UN ESFUERZO CANALES DE TELEVISION QUE VUELVA EL PROGRAMA

  2. Alco es una ayuda inpagable,si el grupo es bueno tenes el 50% adentro,y lo demás es fuerza de voluntad,si se puede!!!!! Exitos para tod@s

  3. buen informe simple y claro me ayuda mucho,aunque tengo poquitos kilos por bajar ,me cuesta mucho hacerlo ,gracias por brindar estas publicaciones

  4. lo voy a empezar hacer porq estoy dando lactancia y me agarra mucha hambre mi hijo es tomar mucho es grandote y solo toma teta el tiene 4 meses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada Anterior

La obesidad depende en parte de la manera de pensar

Próxima Entrada

La comida ‘fea’ también es nutritiva

Entradas Relacionadas