El peso saludable no es una dieta, sino un estilo de vida

¿Cómo se genera el sobrepeso en nuestros hijos? ¿Podemos culpar solo a la genética? El aumento de la porción de comida, la disminución de actividad física y una actitud sedentaria desde los primeros años de vida pueden provocar enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Aquí, todas las alternativas saludables para los chicos.

El sobrepeso y la obesidad infantil se han convertido rápidamente en un problema global. En Estados Unidos uno de cada cuatro niños entre los 2 y 19 años sufre de sobrepeso u obesidad. Las principales causas se relacionan con la publicidad de alimentos no saludables hacia los niños, el aumento de la porción de comida y la disminución de la actividad física.

¿Cómo se calcula el Índice de Masa Corporal (IMC)? ¿Cuánto peso extra se considera excesivo?

Los especialistas siempre apuntan al IMC como la medida conveniente del exceso de peso. El IMC se calcula dividiendo el peso del cuerpo en kilogramos por la altura de la persona en metros al cuadrado.

Por ejemplo, si medimos 1,65 metros y pesamos 60 kilos, la cuenta a realizar sería: 1,65 x 1,65, nos da 2,72. Luego tendríamos que dividir 60 (nuestro peso en kilos) por este resultado, es decir, 60 % 2,72. El resultados final es 22,05.

En Estados Unidos, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) define el sobrepeso como la condición en que los niños de 2 a 18 años tienen un IMC igual o mayor a 85 y obesidad con un IMC igual o mayor a 95.

El International Obesity Task Force (IOTF) desarrolló un gráfico para identificar a los niños con sobrepeso y obesidad basado en las definiciones para los adultos (IMC ≥ 25 y IMC ≥ 30). Basado en la evidencia, en adultos un IMC de 25 kg/m2 es considerado sobrepeso y 30 kg/m2 es obesidad. Si tu IMC es mayor que 25 kg/m2, empezás a tener problemas de hipertensión arterial, niveles anormales de lípidos en la sangre y resistencia a la insulina, y esto aumenta con el incremento del IMC.

Para los chicos necesitamos tener en cuenta que el IMC es diferente para los niños y las niñas, y cambia naturalmente a medida que crecen.

¿Los chicos obesos se encuentran más propensos a desarrollar enfermedades metabólicas y cardiovasculares?

Existe una cantidad de evidencia, que sigue creciendo, acerca de la relación del sobrepeso y la obesidad infantil con un incremento en la posibilidad de desarrollar infartos y diabetes. También pueden complicar el manejo de otras condiciones como el asma y causar problemas con la autoestima.

¿Hay relación entre el peso de la madre embarazada y la obesidad infantil?

Los estudios demuestran una relación entre el aumento de peso maternal excesivo durante el embarazo y un mayor peso del niño al nacer. También las madres que tienen sobrepeso antes del embarazo tienen más riesgo de tener niños con sobrepeso. Además, un alto aumento de peso durante el primer año de vida es un potencial factor de riesgo.

¿Existe alguna condición genética que predispone a la obesidad infantil?

Sí. Existen algunas condiciones genéticas asociadas con un riesgo más alto de tener obesidad infantil como el síndrome de Down y el síndrome de Prader-Willi. Sin embargo, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la influencia genética sola no puede explicar el aumento de niños con sobrepeso y obesidad que hemos visto durante las últimas dos décadas.

¿Cuáles son las estrategias clave para prevenir la obesidad entre el nacimiento y los 5 años de edad?

La prevención y el tratamiento del sobrepeso y la obesidad infantil son una tarea difícil. Algunos factores importantes incluyen promover la lactancia materna, reducir el consumo de comidas altas en calorías y bajas en valor nutricional, enseñar a los padres y a niños a escoger meriendas saludables, aumentar la actividad física, reducir el tiempo de exposición de los niños a los distintos medios (televisión, juegos de video) y hacer más accesibles las comidas saludables a las familias de pocos recursos.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a perder peso o mantenerse en un peso saludable?

Es importante entender que solo recomendamos perder peso a niños en circunstancias extremas. La mayoría de los chicos y sus padres son alentados a ser más activos y elegir estilos de vida más saludables para aprovechar el potencial de crecimiento de los niños y normalizar el IMC. Practicar un deporte, correr junto a una mascota o simplemente jugar son actividades muy recomendadas. Los chicos deberían realizar actividad física por 60 minutos diarios, corriendo o jugando con sus pares.

¿Cómo puedo motivarme a mi mismo y a mi hijo a hacer más actividad física y a elegir alternativas de comida saludable?

Requiere dedicación y esfuerzo, pero ciertamente es posible. Animamos a las familias a realizar pequeños pasos hacia el cambio en su estilo de vida y comportamiento, a premiar sus éxitos, y trabajar en equipo con sus familiares y amigos para alcanzar los logros. Con tiempo, estos cambios se convertirán en nuevos hábitos saludables. El peso saludable no es una dieta, sino un estilo de vida.

Por el doctor Richard White, médico general del Departamento de Medicina Interna Comunitaria de la Clínica Mayo de Jacksonville, Florida, Estados Unidos.

Fuente:EntreMujeres

Entrada Anterior

Terrina de hortalizas

Próxima Entrada
Programa Alimentario Cormillot

Programa Alimentario Cormillot 17 de Junio 2019

Entradas Relacionadas