La cirugía de la obesidad, efectiva para prevenir la diabetes en la adultez

Si bien desde hace tiempo se conoce su alta efectividad en la reversión de la diabetes tipo 2, nuevos estudios demostraron el carácter preventivo de la intervención. Cuando bajar de peso tiene implicancias en la salud.

La revista The New England Journal of Medicine sorprendió al mundo con la publicación de un importante estudio, cuyas conclusiones van a marcar un antes y un después en los conocimientos hasta ahora existentes en cuanto a la prevención y tratamiento de la diabetes tipo 2, que afecta a un creciente número de adultos en nuestro país y en el mundo.

Este estudio determinó que la cirugía bariátrica, o “cirugía metabólica” (subespecialidad que se orienta principalmente al tratamiento de la diabetes tipo 2), ayuda a prevenir la aparición de diabetes en el adulto, cuestión que hasta el momento suponíamos en base a los resultados obtenidos en nuestra experiencia diaria, pero que nunca había sido comprobada mediante un estudio científico serio y realizado sobre un número muy representativo de pacientes –como el recientemente publicado-, que no diera lugar a dudas.

Según el doctor Federico Moser (MP 25.537/0 – ME 11.738), “este nuevo elemento es verdaderamente revolucionario, puesto que hasta ahora se conocían las grandes ventajas de la cirugía bariátrica como la herramienta terapéutica más efectiva para controlar esta enfermedad, pero el elemento preventivo es novedoso y revolucionario, ya que a partir del tratamiento de una enfermedad como es la obesidad, sabemos fehacientemente que se previene la aparición de otra, la diabetes tipo 2″.

Tratamiento más efectivo

Para el titular del equipo de Cirugía de la Obesidad Severa (ECOS) y director del Centro de Entrenamiento en Laparoscopía de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), “ante todo, es importante tener en claro el fuerte vínculo que existe entre obesidad y desarrollo de diabetes en la edad adulta. Estadísticamente, alrededor del 30% de los pacientes obesos que llegan a la consulta para una cirugía bariátrica sufren también de diabetes”.

“En este marco, la cirugía bariátrica –o metabólica- en un paciente con obesidad severa o mórbida es el tratamiento más efectivo que se conoce no sólo para la rápida reducción del sobrepeso sino también para la remisión de la diabetes tipo 2, superando ampliamente en resultados al abordaje médico convencional, aunque éste fuera intensivo y bien supervisado”, destacó el especialista.

Y agregó que “incluso la propia Federación Internacional de Diabetes ya considera a la cirugía bariátrica como una opción terapéutica más que válida para el control de la diabetes tipo 2“.

Los recientes descubrimientos

El artículo de The New England Journal of Medicine toma las conclusiones de un importante estudio realizado en Suecia, por miembros del Instituto Nacional de Salud de Suecia.

Durante 15 años, se realizó seguimiento exhaustivo sobre alrededor de 3.500 pacientes obesos, divididos en dos grupos. La mitad de los pacientes fueron sometidos a la cirugía bariátrica, mientras que la otra mitad actuó como grupo de control.

A lo largo de estos 15 años, fueron 110 los pacientes del grupo quirúrgico que desarrollaron diabetes tipo 2, mientras que la cifra trepó a 392 en el grupo no quirúrgico, es decir más del triple.

Desde el análisis estadístico de estos datos, se descubrió entonces que el grupo quirúrgico tuvo una efectividad muy superior en la prevención de la diabetes tipo 2, aún pese a que quienes lo integraban eran originalmente pacientes con mayores probabilidades de desarrollarla, por ello justamente requirieron la intervención quirúrgica.

“Lo revolucionario de estas conclusiones es que ya dejamos de hablar sólo de cirugía bariátrica, o metabólica, para el control de la diabetes 2, sino que podemos empezar a hablar, con aval científico, de la posibilidad de prevenir la aparición de esta afección en aquellas poblaciones de riesgo. Es decir, hablar del rol preventivo de un tratamiento quirúrgico (cirugía bariátrica) sobre una enfermedad médica tan seria como la diabetes tipo 2, es algo muy novedoso”, finalizó Moser.

Sobre la diabetes

La doctora Graciela Rubín  (MP18.246 – CE 5.691.) es especialista en obesidad y nutrición clínica y experta en diabetes, y remarcó que “en la Argentina, la prevalencia de diabetes supera el 8% de la población, y se presume que por cada persona que conoce su diagnóstico hay otra que lo desconoce, duplicando esta prevalencia estimada”.

La integrante del equipo de Cirugía de la Obesidad Severa (ECOS), y del Servicio de Diabetología y Nutrición del Hospital Privado de Córdoba diferenció que las formas más comunes de la enfermedad:

– Diabetes tipo 1 o insulinodependiente. Las personas que la padecen no producen insulina propia y dependen de la aplicación exógena de esta hormona para sobrevivir.

– Diabetes tipo 2. En estas personas sí hay producción de insulina propia pero no en la cantidad adecuada para hacer frente a la severa resistencia al efecto de insulina que poseen; dicha resistencia está originada sobre todo por el tejido adiposo enfermo e inflamado característico de la obesidad).

– Diabetes gestacional. Aparece durante el embarazo. Está relacionada por su mecanismo de producción con la diabetes tipo 2 y en general desaparece cuando termina el embarazo, pero marca un gran riesgo para la mamá que la presenta de llegar a tener diabetes en forma definitiva, 10 o más años más tarde.

“La diabetes tipo 2 es la forma más frecuente de presentación, casi el 90% de las personas con diabetes tienen este tipo de enfermedad. De hecho, en el mundo actualmente 285 millones de personas la padecen y se estima que esta cifra va a crecer hasta 439 millones en los próximos 18 años”, explicó Rubín.

Fuente:Infobae

Entrada Anterior

La Publicidad en la Alimentación Infantil y el Sentimiento de Culpabilidad

Próxima Entrada

Si los chicos toman agua engordan menos

Entradas Relacionadas