La hipertensión distingue entre entre ricos y pobres

Un estudio, que ha incluido a más de 140.000 personas de 17 países de distintos niveles de ingresos, ha constatado que existe una gran brecha en la detección y el control de la hipertensión arterial en todos los países estudiados; el trabajo demuestra además que poco más de la mitad de los participantes con hipertensión son conscientes de su diagnóstico y que alrededor de un tercera parte de los que están siendo tratados tienen controlada su presión arterial.

corazon

La hipertensión es la principal causa de enfermedad cardiovascular (ECV) y está asociada con al menos 7,6 millones de muertes al año en todo el mundo (13,5 por ciento de todas las muertes), siendo el principal factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. La mayoría de los ECV se produce en países de renta baja, media-baja y media-alta.

La coordinadora del estudio que hoy se publica en JAMA, Clara K. Chow, de Hamilton Health Sciences y la Universidad de McMaster (Canadá), explica que se ha evaluado la prevalencia, el conocimiento, tratamiento y control de la hipertensión en los participantes en el Estudio sobre la Prospectiva de la Epidemiología Urbana y Rural (PURE), que incluyó a 153.996 adultos de 35 a 70 años, reclutados entre enero de 2003 y diciembre de 2009.

Poco control

Los participantes procedían de 628 comunidades de tres países de altos ingresos, diez países de renta media-alta y de ingresos bajos-medios y cuatro países de bajos ingresos. Entre los participantes, 57.840 (40,8 por ciento) tenían hipertensión y 26.877 (46,5 por ciento) eran conscientes del diagnóstico. De los que sí conocían su diagnóstico, el 87,5% (23.510 personas) estaba recibiendo tratamientos farmacológicos, pero sólo el 32,5% seguían una terapia y mantenían controlada su presión arterial (7.634 indivudos).

Los investigadores han visto que existe una gran brecha tanto en la detección como en el control de la hipertensión arterial entre todos los países estudiados. «Esto demuestra que, si bien la mayoría de las personas a las que se les ha diagnosticado como hipertensas inician la terapia, el control de los participantes que recibían el tratamiento era muy pobre. Además, el uso de terapias de combinación que generalmente se requieren para lograr el control de la presión arterial era bajo».

Otro aspecto que se ve reflejado en el estudio es que factores como la conciencia, el tratamiento y el control eran más bajos en los países con menores ingresos frente a otros países y en los entornos rurales de ingresos bajos-medios y de bajos ingresos en comparación con los urbanos. A pesar de que las tasas más altas de hipertensión se detectan en los varones, las mujeres parecen tener un mayor conocimiento sobre el tratamiento y control de la presión arterial alta.

Los investigadores concluyen que resulta preocupante la falta generalizada de conocimiento de la hipertensión y el mal control en todos los países estudiados, «a pesar de que muchas organizaciones nacionales y mundiales priorizan la identificación y el control de la presión arterial y la disponibilidad de medicamentos baratos y eficaces». Por ello, los investigadores solicitan una mejora «sustancial» en el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión.

Fuente:abc.es

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.

Entrada Anterior

Las 20 causas genéticas de los cánceres más comunes

Próxima Entrada

No dormir lo suficiente engorda

Entradas Relacionadas