Listeria (Listeriosis)

La listeriosis es una infección grave causada por consumir alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes, la cual recientemente ha sido reconocida como un serio problema de salud pública en los Estados Unidos. La enfermedad afecta principalmente a personas de edad avanzada, mujeres embarazadas, recién nacidos y adultos que tienen el sistema inmunitario debilitado. Sin embargo, también puede afectar a las personas que no presentan estos factores de riesgo.

Prevención

Las directrices generales para la prevención de la listeriosis son similares a aquellas para ayudar a prevenir otras enfermedades transmitidas por los alimentos, como la salmonelosis. Además, existen recomendaciones específicas para las personas con alto riesgo de contraer listeriosis.

 

Recomendaciones generales:

  • Cocine completamente los alimentos crudos de origen animal, como carne de res, pollo o cerdo.
  • Lave minuciosamente los vegetales crudos antes de consumirlos.
  • Separe las carnes crudas de los vegetales y de los alimentos cocidos y los que vienen listos para consumir.
  • Evite consumir leche o queso sin pasteurizar (crudos) y otros alimentos hechos con este tipo de leche.
  • Lávese las manos y lave los cuchillos y tablas de cortar después de manipular alimentos crudos.
  • Consuma los alimentos perecederos y los listos para consumir antes de la fecha de expiración.

 

Más recomendaciones para las personas con alto riesgo, como mujeres embarazadas y personas que tienen un sistema inmunitario debilitado:

  • No coma quesos blandos como feta, Brie y Camembert, quesos azules veteados o quesos estilo mexicano, como queso blanco, queso fresco y Panela, a menos que en la etiqueta se indique que están hechos con leche pasteurizada.
  • No coma perros calientes (hot dogs), carnes frías ni fiambres, a menos que los haya recalentado a altas temperaturas (que la carne eche vapor caliente).
  • Evite que los líquidos de los paquetes que contienen los perros calientes, carnes frías o fiambres entren en contacto con otros alimentos, utensilios y superficies donde se preparan alimentos. Lávese las manos después de manipular perros calientes, carnes frías y fiambres.
  • No coma patés ni untables de carne refrigerados. Se pueden comer los patés y los untables de carne enlatados o envasados.
  • No consuma mariscos ahumados refrigerados a menos que se hayan cocido en un platillo, como en un guiso. Los pescados ahumados refrigerados como el salmón, la trucha, el pescado blanco, el bacalao, el atún o la caballa por lo general tienen la etiqueta de «nova-style», «lox», «kippered», «smoked» o «jerky». Este tipo de pescado se encuentra en la sección de alimentos refrigerados o se vende en la parte de fiambrería de los supermercados o los comercios de carnes frías. Se pueden consumir los mariscos ahumados enlatados o envasados.

 

Si usted está en un grupo de alto riesgo y ha consumido un producto contaminado y en un periodo de 2 meses experimenta síntomas de fiebre o enfermedad grave, contacte a su médico e indique su exposición a la bacteria.

Fuente:cdc.gov

Entrada Anterior

5 preguntas sobre el cáncer de próstata

Próxima Entrada

La nutrición también es 2.0

Entradas Relacionadas