Los atados de cigarrillos tendrán fuertes imágenes de advertencia

Las fotos y los textos deberán ocupar la mitad de los paquetes, según lo marca la nueva ley.

Un pie con gangrena. Una radiografía de tórax con la “mancha” de las colillas. Un nene con una máscara que lo ayuda a respirar en un ambiente. Son tres de las diez advertencias sanitarias gráficas que deberán aparecer a partir del 15 de junio próximo en los atados de cigarrillos en la Argentina, según lo dispuso el Ministerio de Salud.

En Argentina fuma el 29% de la población adulta.

 

La resolución, que fue difundida ayer en el Boletín Oficial, es una consecuencia saludable de la ley nacional de control de tabaco que se había sancionado por unanimidad en el Congreso el 10 de junio del año pasado: convirtió a la Argentina en el octavo país 100% libre de humo del tabaco en América latina, y estableció que los paquetes de los productos con tabaco debían llevar advertencias más directas.

Hasta ahora, “Fumar es perjudicial para la salud” fue la única leyenda sanitaria que figuró en los paquetes de cigarrillos desde la vigencia de una ley nacional sancionada en 1986, que fue calificada como “muy débil” por el argentino Ernesto Sebrié, prestigioso especialista en control de tabaco que investiga en el Instituto Roswell Park de los Estados Unidos. Un año antes de esa norma, el entonces titular de la cartera de Salud, Aldo Neri, había impulsado un proyecto de ley que iba a prohibir casi totalmente la publicidad, el patrocinio y el fumar en espacios públicos y cerrados. Pero no prosperó por la interferencia de la industria tabacalera.

Control mundial del tabaco

En la actualidad, el contexto es diferente. Desde 2003 existe un tratado mundial de control del tabaco, que fue impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que ya fue ratificado por la mayoría de los países (aunque el Congreso argentino aún no lo hizo). Y las advertencias sanitarias con imágenes fuertes que desalientan el consumo del tabaco ya están en 49 países, como Brasil y Uruguay, según la base de datos de la Organización Mundial de la Salud.

A nivel local, hay muchas provincias argentinas con normas 100% libres de humo desde 2006, y un gran movimiento de las organizaciones no gubernamentales que también presionan para que se frene la epidemia del tabaquismo, que cuesta 40 mil muertes por año. A esos avances se agregó la ley nacional en 2011, que aún no fue reglamentada. Ahora llegan las advertencias sanitarias con imágenes.

“Este es un avance enorme respecto de la leyenda anterior”, dijo Mario Virgolini, a cargo del programa de control del tabaco del Ministerio de Salud, en referencia a “Fumar es perjudicial para la salud”. Se trataba de un mensaje fijo “que era más funcional a las tabacaleras que a la ciudadanía , en tanto protegía a la industria de potenciales acciones legales de los consumidores”. Ante cualquier demanda, las tabacaleras planteaban que “las personas ya estaban advertidas de los daños que puede ocasionar el fumar”.

Las advertencias ocuparán la mitad de las dos caras de los paquetes. Ver las imágenes que vendrán.

En el lateral, incluirá la línea telefónica gratuita para dejar de fumar (0800-999-3040). También se dispuso la cartelería que se deberá utilizar tanto en el interior de los lugares de expendio así como en los puntos de venta, distribución y entrega. Ayer, fuentes de la industria tabacalera que prefirieron no ser mencionadas dijeron que iba a ser difícil llegar al 15 de junio con el cumplimiento de la resolución por problemas en la impresión.

“La resolución es una medida importante: permite poner en práctica uno de los artículos principales de la ley sancionada en junio del año pasado”, dijo Verónica Schoj, directora ejecutiva de la Fundación Interamericana del Corazón en Argentina. “Está comprobado que las advertencias son efectivas para reducir el número de fumadores y para desalentar el inicio del consumo en los más jóvenes. Su impacto es tan alto que es una de las medidas más resistidas por las tabacaleras”.

 

Ya se utilizan en 49 países

Argentina se pone ahora a tono con la tendencia mundial de poner advertencias sanitarias con imágenes en los paquetes de cigarrillos. Ya hay 49 países que cuentan con esa medida implementada. Uno de los líderes fue Brasil, que obligó a colocar advertencias en 2002. Allí, más del 60% de la población se manifestó de acuerdo y pidió incluso endurecerlas. En Uruguay, las advertencias alcanzan al 80% de los paquetes, y en Australia están implementando paquetes planos (una caja negra con la advertencia).Las experiencias en otros países demuestran que ese tipo de advertencias tiene muchos beneficios. “Aumenta los intentos por dejar de fumar en los consumidores, aumenta el grado de conciencia del daño que provoca el tabaco, y reduce el inicio del consumo en los jóvenes”, destacó Marita Pizarro, de la coalición Alianza Libre de Humo (Aliar). Las advertencias también contribuyen a garantizar el derecho de los consumidores a obtener información precisa del daño letal de los productos. Fumar causa enfermedades como impotencia sexual y cáncer, entre otras, y también daña a los no fumadores.

Fuente:Clarin.com

Entrada Anterior

Alimentación y síndrome premenstrual

Próxima Entrada

Dieta: Los 10 errores más comunes cuando nos ponemos a dieta

Entradas Relacionadas