Los gays no engordan

Simon-Doonan-Barneys

Simon Doonan firma uno de los bombazos editoriales de los últimos tiempos

¿Sabes cómo se distingue rápidamente a un hetero de un gay en un avión? Pues cuando dan los frutos secos, el que no es homosexual se mete generalmente un puñado en la boca, mientras el gay lo va racionalizando para tratar de no comerse todos. Es una generalización, pero es tan solo unos ejemplos que pone Simon Doonan, el autor de “Los gays no engordan” para diferenciar entre dieta homo o hetero.

El libro, que en el fondo es una guía de comida sana con el gancho de la sexualidad, se ha convertido en todo un best-seller en Estados Unidos. ‘Las comidas straight son básicas y sin artificios. Las gays son difíciles y rebuscadas. Las comidas straight son oscuras de tono. Las gays son coloridas y chillonas. Las comidas straight suelen ser ricas en proteína. Las gays son bonitas de mirar, pero pueden contener poco o nada de proteína’, asegura Simon Doonan. 

Se trata de un escaparatista británico afincado en la Gran Manzana que con una gran dosis de pluma hace un repaso por los alimentos que nos podemos o no permitir a ciertas edades y cuyo título está inspirado en la admiración que despiertan al otro lado del charco las francesas, cuya dieta está repleta de foie, quesos y embutidos, y, sin embargo, están mucho más delgadas que la media americana.

Para que sepamos: el sushi es la comida más gay de la Tierra, mientras que la mexicana es‘increíblemente macho’. Si hablamos de la italiana, no está tan claro: la pizza y la pasta son heterosexuales, pero el helado es gay -’Straciatella debe de ser el nombre de una drag queen de Puglia’– y los postres, dulces y cremosos, ‘demasiado gays para este gay’.

Fuente:www.ociogay.com

2 comentarios
  1. Qué triste tener que leer estos disparates. Lo único que logra Simon Doonan es validar y sostener los estereotipos con los que nos juzgan.
    Comida gay y comida heterosexual. POR FAVOR. En vez de eliminar las categorías que nos diferencian y sobre las cuales se basan los prejuiciosos.
    El gay no ve su cuerpo de una manera diferente por ser gay. Hay gente que ve su cuerpo de una manera diferente, y algunas de esas personas son gays.
    Patético que se quiera tomar esto en serio, en lugar de analizarlo críticamente.

Los comentarios están cerrados.

Entrada Anterior

El brócoli: Excelente para la salud

Próxima Entrada

Gemelo no fumador, gemelo fumador: los estragos del cigarrillo

Entradas Relacionadas