¿Son las cebollas más saludables que muchos super vegetales?

La cebolla es un alimento básico no sólo para cocinar sabroso o usarlo como un condimento  en sus recetas favoritas. También sucede que, literalmente, esta llena de compuestos beneficiosos. Tan llena, que resultan  más saludables que la mayoría de las llamadas “súper frutas”, como las granadas, las bayas del goji o los arándanos.

Las cebollas contienen altas cantidades de quercetina

La quercetina es un polifenol de la familia de los flavonoides de losantioxidantes.

Las cebollas amarillas o rojas son la mejor fuente de este nutriente, mientras que en las cebollas blancas es escaso. La regla general es que entre más “fuerte” la cebolla, más alto el  nivel   antioxidante. Esto significa que las cebollas suaves y dulce generalmente no son tan beneficiosa.

La quercetina también se encuentra en el vino tinto, manzanas, citricos, aceite de oliva y arándanos por nombrar unos pocos. El compuesto está relacionado con tasas bajas de todo tipo de cáncer. También es un excelente remedio para la artritis y otras enfermedades causadas por la inflamación.

Se piensa que la quercetina mejora la salud de la próstata en los hombres y por lo tanto puede ser un arma efectiva contra el cáncer de próstata. Asimismo, se han demostrado propiedades naturales antihistamínicas reduciendo las reacciones alérgicas y las alergias en general. Se están realizando estudios sobre el potencial de la quercetina para ayudar a preservar  niveles saludables de colesterol (HDL) mientras  que suprime el ‘colesterol malo’ (LDL).

Las cebollas son ricas en compuestos de azufre

Los compuestos azufrados ofrecen muchos  beneficios para la salud que no deben ignorarse. Estos ‘compuestos olorosos’  son  los responsables del sabor y el olor de una cebolla, así como que sus gases irriten los ojos cuando la picamos.  También son responsables de potentes propiedades antimicrobianas y antibacterianas de la cebolla. De hecho, la cebolla se puede utilizar como un agente de conservación de la carne que necesita guardarse durante un período de tiempo más largo.

Los compuestos de azufre han sido durante mucho tiempo considerados como un nutriente en la lucha contra el cáncer. Al igual que la quercetina, poseen propiedades anti-inflamatorias.

También hay evidencia de que los compuestos de azufre que se encuentran en las cebollas pueden mejorar los síntomas del asma y otros problemas respiratorios relacionados con la inflamación.

Los compuestos azufrados también ayudan a prevenir la coagulación de la sangre y por lo tanto actua como un anticoagulante natural superior. Esto puede prevenir enfermedades cardiovasculares, presión arterial alta, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

La cebolla es rica en vitaminas y minerales importantes

Las cebollas contienen altos niveles de vitamina C, cobre, calcio, vitamina A y vitamina E. Las vitaminas A, E y C son excelentes antioxidantes.

El cobre es un mineral que es importante en el mantenimiento de la salud ósea e integridad articular ypuede ayudar a las mujeres, especialmente a prevenir la osteoporosis. Además el cobre es excelente para mantener la piel firme.

Como si todo esto fuera poco, la cebolla también puede ayudar a evitar trastornos estomacales y de intestino. El alto consumo de cebolla se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer de intestino. También se ha relacionado con un menor riesgo de cáncer colonorectal. Los organismos en la cebolla se cree que fomentan el crecimiento de bacterias saludables en el intestino y la inhibición en el crecimiento de bacterias destructivas.

Fuente:alternativos

Entrada Anterior

Advierten que la publicidad de alimentos no saludables favorece la obesidad infantil

Próxima Entrada
Programa Alimentario Cormillot

Hallan nuevos beneficios de alimentos populares

Entradas Relacionadas